Ambiente

Jalari se embriaga de los perfumes de las hierbas aromáticas, de la frescura de los árboles (más de 40.000) y de la vitalidad de las especies animales, regresados para poblar un ambiente actualmente protegido.

El respeto de los tiempos y de los equilibrios de la naturaleza son los cimientos de un parque fundado sobre los principios de la agricultura biológica y de la bioarquitectura, en el redescubrimiento de los recursos de nuestra tierra.

Por consiguiente, Inmersos en tanta belleza, los sentidos se sumergen en las genuinas fragancias de la tierra de Sicilia.